FRESNOS (y algún roble) de la Herrería del Escorial

 

Un nuevo paseo, ahora casi en invierno, nos muestra los árboles en su perfil más auténtico. Afirma el refrán que a veces los árboles no nos dejan ver el bosque, y yo afirmo que a menudo, las hojas no nos dejan ver el árbol.

Los robles, a su vez, no muestran la paleta ocre típica de esta época del año.

 Espectacular ejemplar que sorprende no tenga el tratamiento de árbol singular y protegido

Anuncios