MADROÑO del Parterre del Palacio Real de Aranjuez

En general, el madroño es un árbol de poca altura con una copa irregular y redondeada y que se ramifica a poca altura o directamente desde la base.  Éste de Aranjuez, con una edad aproximada de unos 125 años,  tiene dos troncos (hubo un tercero que se perdió), retorcidos y nudosos,  que lo levanta hasta 6 metros de altura y de ellos surgen las ramas y las hojas, coriáceas y brillantes en la parte superior, perennes, ovaladas, con el borde dentado y unas dimensiones de entre 5 y 10 centímetros.

 

 Las flores, blancas o rosadas y el fruto, una baya esférica, amarilla al principio y roja intensa cuando está madura, aparecen en el árbol al mismo tiempo (la madurez de los frutos llega a mitad de otoño o principios de invierno, un año después de la floración, coincidiendo con la aparición de las nuevas flores).

El nombre científico de madroño se compone de los términos latinos arbutus, “arbolito, arbusto”, y unedo, que deriva del modo en el que el naturalista romano Plinio se refería a esta planta “Unum edo” (yo como uno solo) y que haría referencia al riesgo de comer demasiados frutos por su contenido alcohólico.

El madroño es el símbolo, junto con el oso, de la ciudad de Madrid, que aparece en su escudo en el cual puede verse un oso apoyado con las patas delanteras en un madroño (aunque ambos símbolos, oso y madroño, son cuestionados por algunos autores).

SABER MÁS: “Madroño de la Plaza de la Lealtad” El gato por las ramas

Anuncios

OTOÑO EN EL RETIRO

Un auténtico espectáculo

LIQUIDAMBAR  : entrando en el parque por la puerta de la Plaza de la Independencia.

CASTAÑO DE INDIAS (Aesculus hippocastanum): casi en cualquier sitio. Es el árbol más abundante del parque.

ROBLE AMERICANO (Quercus rubra): en el Bosque del Recuerdo

 

CIPRÉS CALVO (Taxodium distichum): en el estanque del Palacio de Cristal.

MADROÑO (Arbutus unedo): en el paseo de coches.